direccion financiera
Teléfono: 91 749 80 29
O envíenos un email
02
AGO
2013

5 cosas que necesitas hacer para sacar el máximo partido de tu primera ronda de financiación

5 cosas que necesitas hacer para sacar el máximo partido de tu primera ronda de financiación

Os ofrecemos un artículo de Matthew Howard con 5 consejos para exprimir al máximo todas las oportunidades que brinda una ronda de financiación.

Hubo un tiempo en el que los inversores ponían prisa a las startups para que se lanzaran al mercado, pero algo ha cambiado durante los últimos 20 años y parece ser que se ha apaciguado un poco el camino. Actualmente, mi consejo para cualquier emprendedor siempre pasa por decirles que eviten poner un producto en el mercado a no ser que esté realmente listo.

La financiación en etapas iniciales (o etapa semilla) y las rondas Serie A están destinadas a ayudar startups, para que puedan sacar su gran idea a la luz y empezar a sentar las bases de desarrollo de sus productos. Pero parece ser que las mejores prácticas para validar clientes o gestionar productos se están literalmente tirando por la ventana. Es algo tan contraproducente que pone en riesgo la siguiente ronda de financiación y podría llegar a hundir toda la empresa.

Con más de 30 años de experiencia operativa y de inversión, he perfeccionado una lista de cinco cosas importantes que todo emprendedor debería hacer para maximizar su primera ronda de financiación. Hay que tener en cuenta que no hace falta seguir ningún orden en particular a la hora de aplicar estos objetivos.

1. Deja que sean los clientes los que determinen los productos

Mientras que la idea de “fracasar para seguir avanzando” puede ser buena como consejo de superación, es una receta para el desastre en el mundo de los negocios. Al mismo tiempo, no se debe construir un producto en exceso, cosa que retrasará tu despegue en el mercado. Es por eso que el objetivo inicial siempre tiene que centrarse en la aprobación de tus clientes. Tu tiempo y reputación son tus activos más importantes, y no vas a querer desperdiciarlos en las ideas equivocadas. Si acabas con las perspectivas de los clientes, casi que ya puedes volver a la productividad de la Edad de Piedra.

Muy a menudo, veo como desarrollan productos sin apenas tener en cuenta las buenas prácticas de validación de clientes, así que tendrías que mantener tus tendencias de desarrollo un poco calculadas. No codifiques tus materiales hasta que tus clientes potenciales valoren el producto y puedas hacer un documento de requisitos del producto basado en sus inputs y aportaciones. Estoy seguro que no quieres acabar construyendo algo que acabe necesitando alteraciones sustanciales.

Las empresas y las startups en general, deberían identificar alrededor de 20 clientes potenciales de base amplia. Y en startups de consumo, ese número tiene que ser exponencialmente mayor. Hay que cuidar todos esos clientes a través de compromisos múltiples y haciéndoles consultas con regularidad a lo largo de la vida de la empresa. Cada conversación e interacción debería producir ideas y percepciones de gran valor.

2. Apropiate las experiencias o pídelas prestadas

Mientras vas trabajando tu producto y tu modelo de negocio, tienes que empezar a crear tu consejo asesor. Los miembros de esta junta pueden ser clientes, actuales o potenciales, ex CEOs de alguna startup, consultores y otras personas cualificadas que se convertirán en un grupo de expertos a disposición de tu empresa.

En general, una junta o consejo asesor te ayuda a mantenerte centrado en el cliente, mientras que también te permite aprender de los errores que otros ya han hecho y te mantiene con los pies en el suelo en temas de mercado.

3. Contrata las personas más inteligentes posibles

Cuando los emprendedores primerizos tienen que contratar a alguien es cuando más ayuda necesitan de sus mentores, y conseguir tener la gente adecuada en estas etapas iniciales será la mejor manera de dar forma a la empresa y a tu producto.

Siempre aconsejo a los fundadores que se imaginen como propietarios de un gran equipo de fútbol intentando buscar a las mejores estrellas. La Liga es tan competitiva que una mala transacción puede hacer que todo un equipo deje de ser competitivo.

4. Hay que tener paciencia

Las startups enfrentan una series de obstáculos terribles. Según el Bureau of Labor Statistics de Estados Unidos y la Kauffman Foundation, unos dos tercios de las startups duran menos de tres años, y sólo un tercio llegan a los 10. Si nos dedicamos a examinar las que fracasaron, vemos como algunas o la mayoría de estas 5 cosas, nunca se lograron.

Un buen mentor, una buena planificación y contratar durante la etapa inicial de financiación són cosas importantes. Si ahora coges un atajo, te ahorrará tiempo en el presente pero sólo causará más dificultades durante tu camino.

5. El cliente siempre va primero  

Da igual si estás en las etapas iniciales de desarrollo de tu primer producto o preparando tu empresa para una oferta pública inicial; todo tiene que ponerse a prueba delante de tus clientes. Construir un negocio es algo caótico e intenso, y es posible que olvidemos algunos de los principios más básicos. Lo principal es que los emprendedores sigan un mandamiento fundamental: “Pon siempre a tu cliente por delante”.

Vía eureka-startups.com

Acerca del autor